¿Cómo ayudar a un hijo adolescente con baja autoestima?

Mi hijo no me dice que se siente triste, pero puedo notarlo con tan solo verlo o escucharlo, no sé qué es lo que esté pasando, pero sí me queda claro que tiene el autoestima destruida, ¿qué puedo hacer?

Los bajones emocionales son normales en la adolescencia


Es totalmente normal no te sientas aislado la verdad es que un adolecente tenga baja autoestima es completamente normal, incluso esto es mal probable en chicas por alguna razón son adolescentes en pleno apogeo y aunque sea normal esto no quiere decir que hay que dejarlo pasar para nada no puedes dejar que tu hijo se sienta así ya que es lo que más quieres y solo quieres que esté bien.

Analiza muy bien la situación


Porque tu hijo puede tener baja autoestima? La pregunta más importante porque así sabrás cómo combatir el problema y al final de este post te voy a dejar un consejo que puedes ponerlo en práctica ahora mismo muy bueno para estos casos muy bueno, ahora bien empieza por tu casa quizás hay algo en tu casa que lo hace sentir así o aumenta este sentimiento analiza y trata de cambiar eso pero ya así empezarás a deshacerte del problema.

¿Cómo actuar?


Si el problema no está en tu casa o lo más seguro es que esté en su escuela en ningún caso vas a ir al plantel educativo solo si ves que el problema realmente no mejora, lo óptimo sería hablar con él para que te cuente la situación que está pasando claro que poniéndonos en los zapatos de tu hijo a veces es difícil porque hay padres que tienen ciertos dogmas y a esta edad ellos empiezan a sentir cosas que no saben ni porque, y si nosotros mismos no aceptamos eso como pretendemos que ellos mismos se acepten.

Encontrar el verdadero problema


Lo difícil de esta situación es que hay múltiples pero en serio demasiadas razones por la que puede tener baja autoestima o puede ser una mezcla de muchas en todo caso muéstrate comprensivo y dile que cualquier cosa que le suceda te lo puede contar y es tu hijo no lo vas a jugar solo lo escucharas y se puede desahogar contigo con confianza(los hijos siempre muy en el fondo quieren contarle las cosas a sus padres pero muchos padres ponen una barrera, pero esa barrera siempre se puede romper)por eso as que se sienta confortable y te cuente sus problema y sentimientos.

Tip final:


Siempre busca de hacer cosas con él o ella realizar actividades juntos si no quiere busca su zona de confort y trata de convivir lo más posible con tu hijo para que veas que lo apoyas y sin importar nada tu estarás siempre allí para él, una de las mejores cosas que puedes hacer es entusiasmarlo a hacer ejercicio físico esto tiene un gran efecto en la forma en que nos sentimos y al hacer actividades con el crearás confianza para que te cuente que sucede así te tendrá más confianza y podrá contarte lo que le sucede, en realidad esto es algo que todo padre debería de hacer para mantener la confianza que es lo más importante en la familia, recuerda empieza a hacer cambios en casa apoyar y aconsejar y hacerle bien que pase lo que pase tu estás para él. 

Conclusión:


  • En la adolescencia es común observar cambios drásticos en el comportamiento de nuestros hijos, ya que ellos se ven sumergidos en un mar profundo de emociones y pensamientos, es por ello que en gran parte de los casos sale a relucir la baja autoestima. Ya que el adolescente esta en pleno proceso de construir su identidad, todo lo que acontece a su alrededor le afectará de una manera positiva o negativa.
  • Lo primero que tenemos que hacer es identificar cuáles son las posibles causas por las que nuestro hijo posee el autoestima baja. Una de las primeras causas ocurre dentro del hogar, la más común es donde el adolescente se encuentra en situaciones en las que sus esfuerzos son puestos en poco o bien se le critica muy a menudo, haciendo que éste dude de sus capacidades. Otra de las causas más frecuentes es su entorno social, en el cual pueden ocurrir diversos escenarios entre ellos que sea víctima de bullying o bien el mismo adolescente al mirar otros compañeros se compare con ellos (con su físico o a sus habilidades).

Una vez que identificamos la raíz, lo que nosotros podemos hacer es:


  1. Hacerle saber que puede confiar en nosotros, mostrándonos comprensivos y dispuesto a escucharlo.
  2. Resaltarle que posee un gran valor como persona.
  3. Realizar como mínimo una actividad en la que te relaciones con él directamente (ejercicio, video-games, pintura, entre otros).

Con esto contribuiremos a la formación de su identidad y fomentaremos unión y el crecimiento del lazo familiar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *