¿Cómo ayudar a mi hijo adolescente con depresión?

La depresión es una enfermedad real que afecta el ánimo, el comportamiento y hasta el cuerpo de quien la padece. Cuando una persona tiene depresión actúa de una manera diferente no por llamar la atención, sino que se siente mal, entonces saber cómo ayudar a mi hijo con depresión es una cuestión que debemos llevar a cabo cuidadosamente.

Si sospechas que tu hijo tiene depresión hay ciertas cosas que puedes hacer para animarlo y ayudarlo a superar esta enfermedad. Es probable que ahora sientas que estás ocupado u ocupada en tu trabajo, que se te hace difícil ver a tu hijo en el transcurso del día y durante la tarde y noche están descansando, pero hay que hacer un esfuerzo por averiguar qué piensa y qué siente tu hijo adolescente.

¿Por qué mi hijo adolescente tiene depresión?


Es muy fácil deprimirse cuando eres adolescente: las personas señalan tus errores, estás experimentando nuevas cosas con nuevas personas, tienes que llenar las expectativas de tus padres, también debes tomar decisiones importantes que afectarán el resto de tu vida, quizás no te va bien en la escuela o en el amor y al final todo eso suma y tu hijo termina agobiándose.

Posiblemente veas que tu hijo ha perdido el apetito y el interés en ciertas actividades que antes le gustaba desarrollar, quizás veas que prefiere dormir todo el día en lugar de querer hacer algo productivo o divertido para las personas de su edad y también podrás notar que es algo solitario.

En ocasiones te dirán “es la edad”, “solo quiere llamar la atención”, o “se le pasará solo”. Intenta ignorar este tipo de comentarios y habla directamente con tu hijo y pregúntale qué le ocurre, ya que si tiene este tipo de comportamiento significa que posiblemente esté cruzando un cuadro depresivo.

¿Cuál es el mejor tratamiento para ayudarlo?


Si tu hijo tiene depresión lo mejor es que lo coloques en tratamiento, ya que será necesario evitar el avance de la enfermedad y frenar el conjunto de pensamientos negativos que evoca tú hijo. Comienza por incentivarlo a cuidar su apariencia física, ayúdale a subir su autoestima y demuéstrale total apoyo en las decisiones importantes que deba tomar.

Evita presionarlo psicológicamente y guíalo poco a poco para que pueda apreciar lo importante que es él, su vida, lo importante que es él para ti, para sus amigos, para la sociedad y más.

Es posible que cuando tu hijo se vea al espejo y diga “solo veo un fracasado que no tiene nada en la vida. No he terminado los estudios, no tengo amigos, soy poco agradable físicamente y las personas no toleran estar conmigo”. Si crees que tu hijo hace esto párate frente a él y dile “eres una persona valiosa con excelentes valores que seguirá adelante a pesar de las adversidades. Eres una persona muy valiosa para este hogar y para este mundo. Lo mejor que puedes hacer ahora es levantarte y seguir adelante”. Siempre apoya a tu hijo durante el tratamiento y dale mucho amor.

Conclusiones:


Como bien sabemos la adolescencia es una etapa donde nos vemos inmersos en una montaña rusa de emociones y pensamientos, sin embargo, la depresión en la adolescencia más que una “simple etapa”, es una enfermedad seria que requiere una acción temprana, si no se le trata como es debido y se le toma a la ligera, puede dar lugar a pensamientos verdaderamente nefastos e inducir el camino para otras enfermedades psicológicas (ansiedad, pánico), y como padre que eres es necesario que entiendas esto.

Entre las medidas que puedes tomar para evitar que esto se extienda más:

  • El Amor es sin lugar a dudas la mejor medicina para el cuerpo. el alma y la mente para quien padece de depresión, sobre todo cuando provienen de ti papá/mamá, entre las cosas que puedes hacer para expresarle tu amor varias de ellas ya se han expuesto con anterioridad en éste artículo, solo te aconsejo que lo hagas con calma y mucha serenidad, ya que si tu adolescente siente que lo estas presionando puede hacer que la situación actual se agravie.
  • Otra medida que no debes ignorar es ir con un profesional en el área: No hay nada de malo con ir a éste especialista, ya que cuando nos enfermamos físicamente acudimos al médico, y el psicólogo es el médico en el que hay que recurrir en estos casos. Solo alguien como el psicólogo puede darte las herramientas y conocimientos necesarios para que tú y tu adolescente puedan salir victoriosos de todo esto.