¿Qué decirle a mi hijo adolescente si se quiere ir de casa?

La partida de los hijos del hogar es una situación inevitable. Lamentablemente esos pequeños bebés crecen demasiado rápido y ya quieren conocer el mundo por su propia cuenta, sin embargo, a veces buscan una salida rápida del hogar solo para tomar sus propias decisiones y eso nos inquieta porque no sabemos qué decirle a mi hijo adolescente si se quiere ir de casa.

Comienza por evitar una pelea o confrontación que termine por desencadenar la partida de tu hijo en malos términos, ya que no es algo beneficioso para ninguno de los dos. Ten presente que, aunque quieras hacer sentir tu autoridad en tu hogar, lo mejor es que lleves las cosas con calma. Tienes a un casi adulto viviendo en tu casa, y quizás es tu hijo, pero llegó el momento de comenzar a escucharlo.

¿Cuáles son las palabras correctas para mi hijo si se quiere ir de casa?


¿Por qué quiere tu hijo irse de casa? Quizás siente que tiene poca libertad en tu hogar, puede que crea que no le dan valor dentro de esa casa  y es posible que también haya problemas con alguno de los padres o con algún hermano.

Es posible que sientas algo de rabia, ira, o tristeza cuando tu hijo te dijo que quería irse de casa. Probablemente surgió como un comentario hiriente dentro de una discusión, y si fue así, deja que el momento pase y tan pronto te sientas calmada, o calmado, entabla una conversación con tu hijo. 

“Hijo, ¿Por qué quieres irte de casa?” Oye atentamente su respuesta, no lo interrumpas y planifica muy bien tu respuesta. Si te opones de buenas a primeras a esta decisión tu hijo seguirá insistiendo en su partida por cualquier situación y hasta inventará más excusas.

¿Cómo convencer a mi hijo para que se quede en casa?


Lo mejor que puedes hacer es negociar con él. Primero cálmate y coméntale que es una persona productiva y necesaria dentro de tu hogar, que lo amas mucho y que según tu opinión (llena de experiencia) aún es pronto para que se vaya de casa. 

“¿Adónde irás? ¿Con quién te quedarás? ¿Qué comerás?” Evite preguntar esto porque seguramente le responderá nuevamente con más “soluciones innovadoras”. A esas edad los jóvenes creen que pueden hacer todo y sin sufrir ningún tipo de consecuencias y que seguramente no necesitarás “nunca más” de usted.

Háblele de su experiencia, cuéntele las veces que tuvo que solucionar rápido su situación financiera para que él pudiese estar bien y que si se va prematuramente de casa posiblemente esté cometiendo un gran error.

Si su hijo decide irse, no haga un berrinche ni pelee, acérquese a él y hágale entender que si le va mal puede volver a su casa, que allí siempre tendrá un hogar y que usted lo ama con todo su corazón. Siempre demuéstrele amor a su hijo por encima de las circunstancias y hágale entender que cuenta con su apoyo incondicional.

Conclusiones:


En la adolescencia se pasa por un proceso complicado de disputas internas donde se toman a menudo decisiones impulsadas por las emociones de un momento determinado. Y puede ser éste el caso de tu hijo y la raíz del porqué quiere irse de casa.

Te reitero, debes tratar en la medida de lo posible de no alterarte al punto de estallar en medio de una conversación generando una discusión mayor con consecuencias fatales. Serenate, inhala profundo, llenate de paciencia que no todo está perdido.

No lo juzgues de buenas a primeras, lo mejor que puedes hacer en estas situaciones es entablar una conversación una vez que estés calmada/o. Muestrate dispuesto a escuchar, solo así conseguirás (llegado el momento) que tu hijo escuche lo que tienes para decirle.

No lo señales, más bien muestrale los pro y los contra de querer independizarse a tan temprana edad, y más si tu hijo no posee un trabajo estable y mayor aún si este es menor de edad. Hazle ver (siempre de manera cordial y pacífica) el panorama completo y todo lo que acarrea el simple hecho de querer vivir solo.

Y sobre todo, una vez que él te haya dicho sus razones por la cuales quiera irse de casa, ponte como tarea remendar el lazo rasgado que pueda existir en la relación familiar.

Teniendo esto como tu Norte y siguiendo los consejos anteriormente descritos en el presente artículo, tú hijo puede cambiar de parecer. El amor de un padre todo lo puede.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *