¿Cómo decirle a mi hijo adolescente que no se pinte las uñas?

No logro entender esta nueva moda que se ha impuesto en la generación de adolescentes, el pintarse las uñas siempre ha sido una acción netamente femenina, pero hoy en día, las diversas corrientes de libertinaje impulsadas por muchos adolescentes influyentes han despertado gran conmoción en los hombres más jóvenes quienes ahora lucen orgullosamente sus uñas pintadas, mi hijo ha empezado hace poco y no sé como controlarlo.

#1. Afuera los estereotipos


Es increíble como en pleno siglo XXI aún existen creencias absurdas sobre los sexos, suena bastante trillado y si es así, condicionamos a que las cosas deben ser como alguien las impuso des de un principio, nada más fuera de la realidad que esto, nosotros como padres debemos de quitarle estas creencias erróneas a nuestro hijos de que las mujeres solo se pintan las uñas y que si un hombre lo hace entonces ya es homosexual, no tiene nada de malo que un hombre se pinte las uñas acaso por hacerlo va dejar de serlo no creo, haz ver a tus hijos las  cosas como son.

#2. Autoconocimiento


Quien más que tú para ayudarle a tu hijo a que se conozca, es imprescindible que le enseñes a tu hijo desde muy temprana edad a conocer su cuerpo y lo que lo compone sin necesidad de encasillar y acondicionarlo en que si es hombre debe de actuar de esta o otra manera, esto le ayudará a entender de que es libre  de ser y actuar como mejor le parezca sin tu reprocharle nada en lo absoluto.

#3. No te pintes las uñas


Si dentro de nuestros principios y valores está mal visto que nuestro hijo  se pinte las uñas y no lo soportamos por nada del mundo y lo que queremos es influir para que no lo haga, es  importante que le expliquemos a nuestro hijo por qué dentro de lo que creemos correcto no está pintarse las uñas, si hacemos esto le aclaramos la duda y ponemos en evidencia que el no permitir que se pinte las uñas es una ideología meramente de nosotros fundamentada por nuestros valores y principios, pero que si lo desea hacer va en contra de lo que nosotros le enseñamos que está bien o mal, pero que haya afuera hay hombres meros que lo hacen.

#4. Despeja sus dudas


En estos momentos tu hijo tiene un tsunami en su cabeza, está confundido y no sabe que está bien o mal, por un lado están sus padres que le dicen que pintarse las uñas está mal, y por el otro está la sociedad que gran parte de ella lo hace y para ella está bien vista que los hombres meros se las pinten, aquí entras tú y debes ser lo más comprensiva y clara al momento de explicarle que sucede con este tema tabú, dile porque para ti como padre o madre de familia está mal visto que su hijo se pinte las uñas, explícale porque parte de la sociedad lo acepta y otra lo señala, al hacer esto generarás entendimiento de la situación y le aclararas de que todo se trata del punto por donde uno mire la situación y que cada quien juzga o aprueba en base a sus valores y lo inculcado en casa.

#5. Llénalo de amor


Desbórdale amor a tu hijo demuéstraselo en todo momento, haz que se dé cuenta de que lo quieres, que le importas tanto como para guiarlo por el camino del bien y que por esta razón y las otras muchas no quieres que se pinte las uñas.

Conclusiones:


  • Si leíste éste articulo es porque no te agrada la idea de que tu hijo se esté pintando las uñas y esto debe tener un porqué razonable, sin embargo tu hijo puede que no lo sepa y mucho menos lo entienda si no lo expresas con calma y serenidad, por tal razón es necesario que al momento de conversar con él lo hagas de la mejor manera posible. Debes explicarle por medio del amor que sientes para con él, que tú tienes un punto de vista distinto que el de “la sociedad”.

 

  • Y si no sabes “El Porqué” de la sociedad aquí te doy una breve explicación: En la época de los 80 se impulsó como moda en los “hippies” y en los “rockeros” el pintarse las uñas como una marca distintiva de su estilo, a raíz de eso y con la llegada del siglo 21 hasta el momento, el pintarse las uñas pasó a ser catalogado como algo “sin género”, ya que tanto hombres como mujeres pueden utilizarlo como complemento según el estilo de ropa que deseen llevar.

 

  • Una vez que hayas entendido esto, y si aún tu incomodidad al respecto permanece, pues no hay mejor recomendación que la de entablar una conversación en la que expongas ambos puntos de vista. Tranquila/o, puede que esto sea solo una faceta de la adolescencia, recuerda que tu hijo está en plena formación de su identidad, y tú puedes ayudar a formarla, siempre y cuando sea de manera comprensiva y amorosa.